Para atender las zonas fronterizas de la provincia el alcalde de Puno, Iván Flores, visitó el último fin de semana varias localidades a fin de fortalecer la identidad de las poblaciones que viven en estos lugares alejados.

La autoridad edil estuvo en los centros poblados de Huacuchullo (Pichacani) y Juncal (San Antonio de Esquilachi) que se localizan en la zona fronteriza de Puno con Moquegua para atender a los pobladores locales.

“Nosotros queremos tener fronteras vivas y nuestra política siempre ha sido de fortalecimiento de nuestras fronteras es importante porque hemos visto el acecho de la región vecina, este acecho se traslada en acciones efectivas muchas veces eso no tenemos que permitir, debemos estar permanentemente interrelacionándonos con nuestras comunidades”, dijo.

Al mismo tiempo recordó que se busca fortalecer los lazos con las zonas de frontera en ese sentido indicó que se participó en una importante actividad agropecuaria y del Chaco de la Vicuña que se realizó en la líneas de frontera de Pichacani, asimismo se hizo entrega de ropa de abrigo a las poblaciones vulnerables ante el inicio del invierno en el altiplano.

“Estamos haciendo una acción cívica en Juncal de corte de pelo, vacunación de las mascotas, así también asistencia médica de enfermería conjuntamente con el Policlínico Municipal junto a la Policía Nacional del Perú con una clínica rodante, hemos hecho entrega de frazadas y ropas contra el friaje se ha encargado al alcalde distrital, Blas Acero para que pueda llegar hasta otras comunidades fronterizas y seguir con esta campaña”, refirió.

El burgomaestre de Puno también participó del inicio de una importante de obra de pavimentado de las pistas y veredas que es la calle Jose Carlos Mariategui y vías conexas, como se sabe en setiembre del año pasado también se inició el trabajo las calles Coperucho, San Roque y Ichuña. 

“Juncal está siendo atendido y esperamos que se una más fuerzas y sea un bastión de nuestro territorio hemos comprometido la visita de la Policía”, enfatizó.